Como posicionarse en Amazon Internacionalmente con Nozama

Amplía tus horizontes vendiendo internacionalmente en Amazon

 

  • Vender en diferentes regiones del mundo puede aumentar tus ganancias y ampliar tus oportunidades de negocio
  • Aprovecha las ventajas que te ofrece la función de “crear listings internacionales”

Es una realidad, Amazon ha cambiado nuestra forma de comprar y se refleja en los cerca de  500.000 millones de dólares en ventas que alcanzó durante 2021. De hecho, como mencionamos en post anteriores, aproximadamente el 60% de las personas  busca directamente en Amazon los productos que quiere comprar.

Estos datos convierten al gigante del marketplace en un escaparate global para millones de vendedores. Por ello, para muchos negocios es muy interesante la opción de la que vamos a hablar hoy: vender internacionalmente en Amazon.

La propia compañía facilita esta posibilidad creando el programa paneuropeo. A través de este programa puedes operar en cualquier tienda del viejo continente sin coste adicional y de una manera sencilla y cómoda para los vendedores.

Pero, ¿por qué limitarnos a Europa, si podemos estar en el resto de mercados internacionales? Esta puede ser una muy buena opción para tu negocio y, en Nozama Solutions, te explicamos todo lo que necesitas saber para llevarla a cabo.

 

Registra  y vincula tus cuentas

El primer requisito es tener una cuenta en cualquiera de las tiendas Amazon de Europa, América del Norte o Asia. Es importante que sepas que en el caso de Europa, la compañía de Jeff Bezos ha unificado los sitios web, lo que te permite crear, gestionar y vender productos en todas las tiendas desde una web de origen.

Una vez que tengas una cuenta creada, debes vincularla a otra región para poder actuar en cada país. Para ello, accede a Seller Central y acude a “Venta internacional” en el apartado “Inventario”. Pulsa en “Registrarse”, en donde quieras actuar, y completa el proceso.

Debes crear una nueva cuenta en cada una de las regiones en las que quieras vender, excepto en la región de Norteamérica o en Europa, donde puedes usar una solo. Ten en cuenta que este proceso es irreversible, por lo que una vez que vincules tus cuentas no podrás desvincularlas.

Amazon fomenta esta práctica ofreciendo descuentos en la cuota de vendedor que tienes que abonar, permitiéndote pagar la que sea menor de las siguientes opciones:

  • La suma de las cuotas de suscripción de cada país en el que tengas listings activos.
  • El equivalente a 39,99 USD por mes.

Para poder operar en cada país debes cumplir con diferentes requisitos legales y fiscales:

  • En Estados Unidos debes proporcionar una tarjeta de crédito válida, una cuenta bancaria, un número de teléfono e información fiscal. Además, tienes que realizar una entrevista online para determinar si actúas como contribuyente estadounidense o no.
  • En Europa se requiere una tarjeta de crédito válida, un número de teléfono, información fiscal y un número de IVA. Como hemos dicho antes, en esta región están unificados los sitios web, por lo que puedes vender desde una sola cuenta en Amazon.co.uk, Amazon.de, Amazon.fr, Amazon.it, Amazon.nl, Amazon.se, Amzon.pl y Amazon.es. También está disponible la web de amazon.com.tr
  • En Japón debes realizar el proceso de registro de vendedor a través de internet.

 

Cómo crear listings internacionales

Amazon pone a tu disposición la opción de “crear listings internacionales” con la que podrás ahorrar tiempo al gestionar tus productos en todos los mercados a la vez, desde un único lugar. Solo tienes que crear y publicar tus listings en tu web principal y Amazon se encarga de forma automática de reproducirlos en el resto de cuentas.

De esta forma, cada vez que añadas o elimines productos en tu web origen, se extrapolarán al resto. Además, los precios se actualizarán y ajustarán de forma automática de acuerdo al tipo de cambio en cada momento. También se traducirán y crearán páginas de detalles en cada web de destino.

Por último, tienes que ser consciente de que debes respetar la legislación de cada país. Esto implica pagar los impuestos y los aranceles pertinentes, respetar los derechos sobre la propiedad intelectual, los controles de exportación y las legislaciones vigentes respecto a medio ambiente, seguridad y salud en cada producto.

 

¿Cómo cobro en otros países?

Este es uno de los aspectos más importantes, pero sigue siendo muy sencillo. Amazon pone a tu alcance tres opciones distintas para que puedas hacerlo de una forma fácil:

  • Puedes utilizar una cuenta bancaria en el país donde vas a vender si quieres tener un control financiero más eficiente, aunque el proceso es más complejo porque muchas veces tienes que crear una persona jurídica comercial in situ.
  • Puedes usar el conversor de divisas de Amazon, con el que podrás recibir los pagos directamente en la cuenta de tu país y en tu divisa local.
  • Si no quieres usar ninguna de estas opciones, siempre puedes usar Hyperwallet, que es un proveedor externo de servicio de pago que ofrece conversión de divisas.

 

Gestiona tus productos

Al igual que sucede a nivel local, Amazon te da la opción de operar como FBM y FBA. Si decides encargarte tú de toda la logística has de tener en cuenta que debes cumplir con todos los requisitos financieros y arancelarios de cada región. En este caso, es recomendable contar con ayuda de un proveedor de servicios logísticos, como un agente de aduanas o un transitario, que se encargue de hacerlo en tu nombre.

Si optas por la opción FBA, operarás bajo la logística de Amazon. En este caso, será la propia plataforma la que se encargue de recoger, embalar y enviar tus productos a su lugar de destino, asegurándose de que todo el proceso se realiza correctamente y en los plazos marcados.

Como bien sabrás, cuanto mayor sea tu mercado mayor serán tus posibilidades de venta. Por eso, si internacionalizas tu negocio en Amazon podrás llegar a muchas más personas que si te limitas a vender localmente.



Salir de la versión móvil