internacionalizar negocio en amazon

Cómo internacionalizar tu negocio en Amazon

¿Sabías que Amazon ocupa el primer lugar en el top of mind del consumidor español? Pero, además, la plataforma de Jeff Bezos tiene presencia en muchos otros países y opera de forma directa en EE.UU., Reino Unido, Alemania, Polonia, Francia, Italia, España, Japón, Canadá y China.

Las posibilidades de venta en Amazon son enormes porque su alcance es prácticamente global. Además, en cuanto a venta internacional, es una forma de exportación que no requiere grandes inversiones en logística.

Uno de cada dos europeos compra a vendedores de otros países. Pero, antes de lanzarte a la venta internacional, es importante decidir de qué manera vamos a comercializar nuestros productos:

Si vas a mandarlo a Amazon para que lo distribuya (FBA), no tendrás que preocuparte por el envío, devoluciones ni por la atención al cliente. Solo tendrás que encargarte de enviar el stock a los centros logísticos de Amazon en España.

Imagina que envías un producto a Alemania y el cliente tiene un problema, FBA cuenta con alemanes nativos que podrán atender la petición y solucionar el problema. Es importante tener esto en cuenta.

Si vas a mandarlo directamente al cliente final (FBM), tendrás todo el control y la responsabilidad directa del envío. Amazon suma los gastos de cada envío y los gastos por kilo para obtener los gastos de envío totales. Por ejemplo, el envío estándar a Alemania son 3,99 € por envío más 0,99 € por kg y el envío estándar a Francia es de 4,49 € por envío más 1,49 € por kg. Puedes consultar en la página todas las tarifas y las opciones de envío al resto de países.

¿En qué países me interesa vender? Si quieres lanzarte al mercado internacional, debes hacer un estudio de mercado previo para saber qué puedes potenciar y dónde puedes hacerlo. Por ejemplo, si escogemos estar en el mercado francés, italiano y español, debemos hacer tres micro-estrategias distintas porque Francia no vende lo mismo que Italia, ni que España. Prepararemos un plan para cada escaparate

En Nozama Solutions, comenzamos con una fase inicial de auditoría en la que identificamos qué mercados tienen potencial para un producto en concreto. Es decir, que haya una demanda importante y donde la competencia no esté demasiado asentada. Una vez hecho esto, seleccionamos en qué países vamos a estar y definimos la estrategia de entrada a cada uno de ellos.

Hay que tener en cuenta que todos los productos o servicios no son viables de forma global. Hay una serie de aspectos que debemos tener en cuenta antes de empezar a internacionalizar nuestro negocio:

  • Haz un análisis del proyecto: estudia muy bien en qué situación te encuentras, cuáles son tus perspectivas de crecimiento y cómo está tu producto respecto a la competencia. Realiza un análisis DAFO para estudiar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de tu negocio.
  • Escoge el momento oportuno: no hay una fórmula mágica para descifrarlo porque depende de muchos factores como la temporalidad del producto o las características del país donde se quiere empezar a vender. 
  • ¿Dónde quiero vender mi producto?: no todas las ideas triunfan en todos los países. Se debe analizar muy bien el país, su cultura y sus peculiaridades.
  • Aspectos legales y fiscalidad: conoce bien la normativa del país en el que vas a vender y las políticas de Amazon para vender en otros países. 

 

Una vez tengamos claros estos aspectos, debemos adaptar el etiquetado, el diseño y, por supuesto, el idioma. Puedes incluso ofrecer un precio diferente al original si lo consideras necesario. 

¡Ya tienes todo listo para internacionalizar tu producto! Apóyate en las campañas de marketing y de promoción que Amazon pone a tu disposición y comienza a internacionalizar tu marca.