PLANTILLA IMAGENES BLOG 7

Conocemos los almacenes de Amazon de BCN1 y MAD4

 

  • El centro logístico de San Fernando de Henares fue el primero que abrió la compañía en España, mientras que el de El Prat de Llobregat es uno de los más grandes de todo el país.
  • Todos los productos pasan por cuatro fases de preparación antes de enviarse a su destinatario.

 

Durante la tarde de ayer asistimos a un tour virtual guiado por profesionales que trabajan en los centros logísticos de Amazon en Barcelona (El Prat de Llobregat) y en Madrid (San Fernando de Henares). Una sesión en la que pudimos observar cómo es el funcionamiento interno del modelo logístico de la compañía.

En este post nos vamos a centrar en el centro logístico de BCN1, ya que es el más grande de España. Cuenta con 200.000 metros cuadrados de superficie, cuatro plantas de altura y necesita al menos 4000 trabajadores para funcionar. Una cifra que se queda bastante corta si se compara con el número de robots que hay trabajando, pues cuentan con 6000 máquinas activas 24 horas, los 7 días de la semana.

Jeff Bezos se ha apoyado en la robótica para hacer viable la entrega de paquetes en 24 horas y, para desarrollar un sistema de logística capaz de preparar hasta un millón de pedidos en un día.

Qué papel juegan los «drives» en el centro logístico

 

Los «drives» de Amazon Robotics con un peso de 150 kg tienen la capacidad de soportar hasta 1.500 kg de carga, comparables con un hipopótamo adulto. Son una especie de «roombas» con códigos QR programados, que giran 360º, son autónomos y tienen 24 horas de batería.

Además, son tan inteligentes que cuando se quedan sin carga eléctrica se comunican por sensor con el robot más cercano para que recoja el stock de productos y así desplazarse hasta el punto de recarga. Además, necesitan un mantenimiento básico cada 26 semanas y cada 52 pasan por un control de mantenimiento profundo para ser reacondicionados. El objetivo es evitar fallos en la cadena de suministro.

Sistema de preparación y empaquetado de productos  por estaciones

 

Los productos durante su proceso de preparación pasan por diferentes fases catalogadas como inbound y outbound (de llegada y de salida), que cuenta con cuatro estaciones: Receive, Stow, Pick y Pack.

  • Receive: Los trabajadores comprueban que la mercancía ha llegado en perfecto estado. De hecho, si los artículos vienen con defecto pasan al contenedor “damage” y  por el departamento de calidad. En el caso de que los productos estén bien, se escanean y se colocan en un tótem con su correspondiente código de barras, unas cajas de color negro de almacenaje. El código es escaneado en las siguientes estaciones.

Todos los productos pasan por una cinta transportadora de 22,5 kilómetros de longitud, que recorre todo el ancho y el largo de las instalaciones. En total, el centro logístico de Amazon en Barcelona dispone de 56 muelles de carga y descarga, tiene una capacidad de almacenaje de más de 25 millones de productos.

  • Stow: Zona de almacenamiento de tres plantas, con dos campos separados por un pasillo principal. En cada campo hay tres zonas: la zona de autopista es donde las máquinas se mueven rápidamente, la zona de pasillo es donde cargan y descargan las estanterías, y la zona de aparcamiento es donde pasan los robots a recogerlas.
  • Pick: Esta fase se corresponde con la etapa “outbound”, el momento en el que un cliente compra un producto y el picker lo selecciona de las estanterías en base a los datos registrados. En este caso, se le añade una referencia, nombre y ubicación y pasan de nuevo al tótem. Todos los productos deben de ir en estas cajas independientemente de su categoría.
  • Pack: Última estación: una vez recibidos los pedidos de los clientes, se procede a su empaquetado. Las máquinas inteligentes con las que cuenta la compañía tienen la capacidad de seleccionar el paquete más apropiado para cada producto a través de su código de barras. Y para finalizar, los paquetes salen por la cinta en dos direcciones según su tamaño, cuidando al máximo el estado del artículo hasta que llega a su destinatario.

 

Las instalaciones del centro logístico están completamente equipadas con la mejor tecnología para ahorrar tiempo y cuidar cada fase del proceso de preparación del producto. Y es que para Amazon lo más importante es la experiencia de compra del cliente.

 



Salir de la versión móvil